Vinculación y Apego

Desde las huellas tempranas, que dan forma a nuestra manera de relacionarnos y encarar el mundo, a nuestro Ser Esencial.

Este taller vivencial es una invitación a explorar como fue nuestro estilo personal de vinculación antes de que se formara nuestro neocórtex (cerebro racional). La relación ya sea familiar, terapéutica o sistémica, es una parte esencial de nuestra vida.

Ciertas improntas ancladas en nuestro sistema nervioso (especialmente en el cerebro límbico) condicionaron y siguen condicionando nuestra forma de vincularnos en el presente. Las más recientes investigaciones en el campo de la neurobiología y psicología pre y peri natal, nos permiten esclarecer la relación entre nuestras vivencias tempranas y nuestro estilo de vinculación.

El ser humano, al igual que otros primates, necesita madurar en un vínculo interpersonal consistente y que responda en sintonía a sus necesidades. Como dice Schore (1991), el bebé es una “criatura subcortical…que carece de los medios necesarios para la modulación de la conducta, modulación que es llevada a cabo cuando se desarrollan los centros corticales”.

Este taller de 4 días de duración, está dedicado a explorar nuestras huellas tempranas que dan forma a nuestra manera de relacionarnos y explorar maneras de reparar y sanar heridas de vinculación y las posibilidades de apoyar el desarrollo de nuevas vías neuronales que permitan cambios profundos en nuestro sistema nervioso desde un entorno seguro e integrador, para encarar el mundo desde nuestro ser esencial.

Dirigido a:

  • madres y padres o para quienes deseen serlo
  • practicantes y estudiantes de cualquier tipo de terapia
  • profesionales del cuidado de la salud y la educación
  • personas que quieren profundizar en su entendimiento de:
    • las relaciones terapéuticas
    • las huellas tempranas y estilos de vínculo y apego
    • una nueva forma de exploración personal

Objetivos:

  • Mejorar la manera de relacionarte
  • Reparar tu estilo de vinculación como madre / padre
  • Potenciar el flujo de la Salud en tu organismo
  • Facilitar una comunicación clara y conexiones amorosas en tus relaciones personales y profesionales
  • Aumentar tu capacidad para mantenerte presente en el momento, para ser más espontáneo y tener más libertad de elección
  • Apoyar tu trabajo como terapeuta con adultos, bebés o niños